Artista cubana Sandra Ramos responde al alcalde de Coral Gables tras acusarla de comunista

La artista cubana Sandra Ramos rechazó la decisión del alcalde Vince Lago de suspender su participación en el evento Illuminate Coral Gables en 2022 por supuestas simpatías con el régimen comunista.

«Me vienen a la mente los recuerdos de represión y coerción típicos del régimen totalitario cubano. Ese régimen que yo sí conozco de cerca puesto que viví en él, bajo el cual no existen opciones ni matices y todo es decidido de antemano bajo un mando central y único», dijo Ramos a través de un comunicado.

Para la artista nacida en La Habana el alcalde de Coral Gables no permitió una discusión futura y a partir de una opinión personal infundada incitó a otros comisionados a votar en contra de su participación en el evento del próximo año.

«Nunca pensé, sinceramente, que volviera a vivir el escarnio de las reuniones de rendiciones de cuenta, aquí en los Estados Unidos», denunció.

Ramos consideró que el alcalde de la ciudad desconoce su trayectoria personal y que tanto ella como el resto de su familia en Cuba pertenecen al Partido Comunista ni trabajan para el Gobierno desde 1999.

«Usted, Alcalde Lago, mancilla mi reputación sin reparos, como un pequeño cacique regional totalitario que decide a su antojo, sin conocimiento ni investigación previa, sobre los artistas que habrán de exhibir o no en su comarca. Esta forma de actuar tan prepotente y unilateral la conocemos bien de cerca los cubanos que crecimos en la isla. Es el típico accionar de cualquier comisario provincial del PCC y sinceramente nunca pensé volver a tener que lidiar con estas actitudes hasta que lamentablemente me sorprende nuevamente aquí en Miami», agregó.

La artista consideró penoso que la censura por parte del alcalde ocurra en estos momentos «tan cruciales y desgarradores» donde muchos se empeñan en darle voz al pueblo de Cuba y donde se abogan por cambios políticos y económicos en la isla.

«Esta acusación hacia mi persona solo demuestra ignorancia y arrogancia. Y ninguna de las dos son perdonables para un funcionario público que se debe ante todo a la verdad, la humildad y el servicio a la comunidad de la que es servidor», agregó Ramos.

Para finalizar el comunicado, Sandra Ramos aseguró que su arte está comprometido con la verdad y no con un régimen político.

«Si por expresar recientemente en mi obra mi desacuerdo con las políticas y actitudes despóticas y mentirosas de Donald Trump y esa ala ultraderechista del partido republicano que lo apoya, el alcalde de CG me quiere endosar el título de comunista para impedir mi participación en un evento público que acontece en su ‘comarca’, es él quien actúa con práctica comunistas», dijo.

Para finalizar la cubana  retó al alcalde Vince Lago  a que encuentre en cualquiera de sus obras o escritos ese supuesto apoyo al régimen comunista, algo que para la artista «será imposible».

Las declaraciones de Sandra Ramos ocurren luego que el alcalde de Coral Gables afirmara en un debate de la comisión de la ciudad que la cubana y el artista chino Cai Guo-Qiang no deberían formar parte del grupo de 20 personas que participarían en el evento del próximo año.

“Seguiré apoyando las artes, pero no a expensas de la democracia y la libertad. Es muy fácil hacer comentarios de manera oficial apoyando al comunismo y diciendo que el comunismo es una gran idea, pero están aquí en Estados Unidos tomando dinero estadounidense”, dijo Lago poco antes de que la junta organizadora de Illuminate decidiera aplazar el evento de 2022.

«Esperamos seguir construyendo sobre el éxito del apoyo entusiasta de este año pasado para ofrecer un espectáculo aún más grande y mejor para Coral Gables y la comunidad del sur de Florida, que tan gentilmente respaldaron nuestros esfuerzos inaugurales», dijeron a través de un comunicado sin precisar los detalles del  enfrentamiento entre los artistas y el alcalde de la ciudad.

Como resultado también renunció el curador de la muestra Lance Fung, según reportó en sus páginas el periódico Miami Herald.

Illuminate Coral Gables (ICG) es una exhibición de arte de clase mundial en el centro de esa ciudad de Florida creada para ubicaciones específicas al aire libre donde se realizan proyecciones de video, esculturas e instalaciones artísticas de un grupo de artistas locales, nacionales e internacionales.

Sandra Ramos (1969, La Habana) es graduada del Instituto Superior de Arte de Cuba y su obra se basa en la instalación, el video, la pintura el grabado y el dibujo. A través de estas técnicas habla de la recuperación de la memoria social e individual, vinculada a las dificultades de la vida cotidiana en la isla y a temas universales como la soledad, la migración, la manipulación de la historia y la memoria.

Leer en Cibercuba

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*