Cuba ‘no es una prioridad’ para Joe Biden

Un informe de Univisión el lunes sobre la tibia respuesta del presidente Joe Biden a las continuas protestas contra el comunismo en Cuba acusó a Biden de tener poco interés en el tema, y ​​señaló que su administración «admitió abiertamente» no priorizar la isla.

Informe de Univisión enfocado sobre el gran apoyo de los cubanoamericanos y otros dentro de los Estados Unidos a las protestas en el país, que comenzaron el domingo y atrajeron a miles de personas a todas las ciudades importantes de la isla. Los periodistas lograron documentar las protestas en al menos 20 municipios de todo el país que se extienden desde el extremo oeste de Pinar del Río hasta Santiago de Cuba, la capital oriental de la provincia de Oriente.

Las marchas, la mayor ola de un movimiento contra el comunismo que se ha organizado semanalmente protestas Durante casi dos décadas, hubo manifestantes que caminaban pacíficamente coreando consignas contra el régimen comunista de 62 años. «¡Libertad!» fue un cántico común en todo el país, así como los insultos contra Miguel Díaz-Canel, el «presidente» testaferro del régimen de Castro. Algunos manifestantes también ondearon banderas estadounidenses o vistieron ropas adornadas con el símbolo de la libertad.

Díaz-Canel respondió a las protestas instando a los “revolucionarios” a tomar las calles y agredir violentamente a los manifestantes desarmados en un discurso el domingo. Las autoridades cubanas bloquearon el acceso a Internet en casi todo el país, evitando que el diluvio de imágenes violentas que surgió el domingo se repitiera el lunes. Sin embargo, a partir del martes, los cubanos están comenzando a encontrar formas de compartir imágenes de la isla, revelando abusos atroces de los derechos humanos por parte del Partido Comunista, como golpizas públicas y disparos policiales contra disidentes a plena luz del día.

Univisión habló inicialmente con un grupo de manifestantes cubanoamericanos en Washington, DC, quienes dijeron que buscaban “intervenciones militares urgentes” para salvar a sus seres queridos. El informe señaló que ese apoyo es poco probable, aunque Biden emitió una declaración en la que nominalmente extendía su apoyo al pueblo cubano.

«Estados Unidos pide al régimen cubano que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse», dijo Biden. leer en parte. “Apoyamos al pueblo cubano y su clamor por la libertad y el alivio del trágico control de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico a las que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba”.

La declaración omitió notablemente el hecho de que el régimen de Cuba es comunista, que los manifestantes corearon activamente consignas contra el comunismo y el socialismo, y reformuló las protestas como sobre «sufrimiento económico».

El único movimiento concreto de Biden sobre Cuba el lunes fue el levantamiento de sanciones a la industria petrolera de Venezuela. Venezuela es un estado colonia de Cuba, en gran parte administrado por agentes de seguridad del estado cubano, y el régimen comunista ha subsistido en gran medida con el petróleo venezolano tras el ascenso del dictador socialista Hugo Chávez.

“A pesar del apoyo que hoy brinda el presidente Biden al pueblo de Cuba, esta Casa Blanca ha admitido abiertamente que el tema de la isla no es una prioridad para este gobierno”, señaló en el informe el corresponsal de Univisión en la Casa Blanca, según documenta el Centro de investigación de medios:

DEVASTANTE cerca de la de hoy @UniNoticias informando sobre #SOSCubaLibre por @janrodrigueztv: «… esta WH ha admitido abiertamente que el tema (cubano) no es una prioridad para esta Administración». pic.twitter.com/4NZMJ1WC7G

– Jorge Bonilla (@BonillaJL) 12 de julio de 2021

Rodríguez adicional en una nota en su cuenta de Twitter, una cita de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dice: «No puedo ver en qué nivel de prioridad se encuentra Cuba». En otra parte de la conferencia de prensa del lunes, Psaki hecho la extraña afirmación de que los cubanos que cantaban la palabra «libertad» en realidad estaban exigiendo «libertad de COVID» [Chinese coronavirus].

Rodríguez señaló que Psaki había descartado previamente a Cuba como una prioridad en absoluto.

«Un cambio de política hacia Cuba no se encuentra actualmente entre las principales prioridades del presidente Biden», Psaki dijo reporteros en marzo.

Como candidato presidencial el año pasado, Biden atacó al presidente Donald Trump en múltiples ocasiones por sus políticas anticomunistas, particularmente el aumento de las sanciones a los violadores de derechos humanos en la isla y el apoyo a la comunidad cubana exiliada en casa. Trump también restituyó a Cuba a la lista de patrocinadores estatales del terrorismo del Departamento de Estado en respuesta al apoyo de La Habana a grupos terroristas marxistas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y grupos islamistas como Hezbollah.

Biden se desempeñó como vicepresidente bajo Barack Obama, quien prácticamente eliminó el embargo cubano, lo que llevó a registro niveles de represión de los disidentes pacíficos.

“El enfoque de la administración no está funcionando. Cuba no está más cerca de la libertad y la democracia que hace cuatro años ”, dijo Biden. dicho en octubre de 2020. Biden prometió ayudar a “empoderar al pueblo cubano para que determine su propio futuro”, sin dar más detalles.

En la práctica, Biden no ha tomado ninguna medida significativa sobre Cuba, lo que significa que las políticas de Trump siguen vigentes en gran medida. Un número significativo de observadores políticos señalan que la escala de las protestas que estallan esta semana es mucho mayor que las protestas habituales y que el régimen parece incapaz de sofocarlas, lo que sugiere que Cuba puede estar más cerca de la libertad como resultado de las políticas de Trump que antes de las políticas. fueron implementados.

Protestas según se informa continuado en la isla el martes. La mayor parte de la información que sale actualmente del país proviene de sus ciudades más grandes, La Habana y Santiago, pero la comunicación limitada entre los cubanos en la isla y los de Estados Unidos sugiere que Camagüey, Mayabeque, Holguín y otras áreas centrales también siguen siendo nodos de disturbios.



Leer en Breibart

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*