España vendió más de $ 1 millón en materiales militares al régimen de Castro en Cuba

La publicación española Diario de Cuba revelado el viernes que los registros económicos de España muestran ventas de más de 1,2 millones de euros ($ 1,4 millones) al régimen comunista de Castro en equipos militares, incluidas armas automáticas.

La cifra representa el doble de la cantidad de este tipo de equipos que España vendió a Cuba en 2019.

Las contribuciones de España y Europa al Partido Comunista de Cuba han vuelto a ser el centro de atención tras las protestas en erupción a nivel nacional contra el régimen de 62 años, que a su vez inspiró a La Habana a tomar represalias con una violencia desproporcionada. Las protestas pacíficas comenzaron el domingo en decenas de ciudades en todas las provincias de Cuba, con cubanos ondeando banderas estadounidenses, cantando “libertad” y pidiendo el fin del comunismo. El presidente Miguel Díaz-Canel se dirigió a las protestas en un discurso el domingo emitiendo una “orden de combate” para los civiles, instándolos a agredir físicamente a los manifestantes si los veían en sus barrios.

Los informes a lo largo de la semana indican que las protestas han continuado en todo el país. Sin embargo, las imágenes de esas protestas han disminuido a medida que el régimen cubano cerró Internet y dirigido Las VPN que los cubanos han utilizado para anular el cierre. Lo poco que ha salido indica una campaña de violencia a nivel nacional contra cualquier sospechoso de apoyar las protestas. Los videos tienen emergió de fuentes en la isla que muestran a oficiales armados abriendo fuego contra multitudes de manifestantes, lo que llevó a los manifestantes a intentar defenderse con piedras. Los testigos tienen informó redadas puerta a puerta de agentes armados en busca de personas que marcharon por la libertad el domingo, que en algunos casos resultaron en disparos en viviendas de civiles. Otros videos también han indicado la movilización masiva de civiles pro-régimen, incluido el ingreso en autobuses de decenas de personas armadas con palos y barras de metal para reprimir las protestas pacíficas en La Habana.

El Diario de Cuba informe sugiere que al menos un porcentaje significativo de las pistolas y otras armas utilizadas contra manifestantes pacíficos desarmados esta semana en Cuba provino de España. Según el informe, la suma de un millón de dólares se destinó a compras cubanas de “pistolas y armas de fuego automáticas”; «Pirotecnia, combustibles y sustancias relacionadas»; «Oxidantes, aglutinantes, aditivos y precursores». Las estadísticas proceden de datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España.

La lista de armas de fuego que España vendió a Cuba incluye “rifles, revólveres, pistolas, ametralladoras, silenciadores” y equipos auxiliares como cargadores y visores ópticos, según el diario en línea.

El régimen comunista depende en gran medida del comercio con España y la Unión Europea en general para su supervivencia. España es uno de los tres principales comercios de Cuba socios, junto a su colonia, Venezuela, y su estado patrón, China. La Unión Europea en su conjunto representa un porcentaje significativo de los ingresos de Cuba, particularmente a través del apoyo a su industria turística.

“Las relaciones entre la Unión Europea y Cuba se basan en un diálogo político que promueve la cooperación, el respeto a los derechos humanos, la modernización de la economía cubana y el desarrollo de respuestas conjuntas a los desafíos globales”, el sitio web oficial de la UE lee en parte. “Tanto la UE como Cuba buscan fortalecer a las Naciones Unidas como núcleo del sistema multilateral y apoyar la asociación estratégica entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe”.

Estos vínculos han cuestionado el compromiso de Europa con las normas universales de derechos humanos, particularmente a la luz de su tibia respuesta a las protestas de esta semana.

El presidente español Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero de España (PSOE), se ha negado repetidamente esta semana a referirse a Cuba como una dictadura. El líder de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, de manera similar rechazado para condenar al régimen de Castro como una dictadura esta semana, en lugar de simplemente pedirle al gobierno que «escuche las protestas de descontento de los manifestantes», sin ningún indicio de que la UE consideraría modificar su relación con el país dadas las escenas de opresión que afloran allí .

“Nadie puede dudar que los derechos humanos son un elemento central de nuestro Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con Cuba”, dijo Borrell. dicho hace apenas un mes.

Fuera del gobierno electo de España, la familia real ha tomado decisiones políticas cuestionables con respecto a Cuba. En la parte superior de esa lista estaba la visita del rey Felipe VI y la de la reina Letizia. visita a La Habana, la primera de los monarcas españoles en 2019, para conmemorar el 500 aniversario de la fundación de La Habana. La visita resultó en arrestos masivos y desapariciones de disidentes cubanos que ni el rey ni la reina objetaron mientras estaban en la isla.

Los conservadores españoles han sido atípicos en la actitud del país hacia Cuba. El Partido Popular (PP), partido de centro derecha que gobierna actualmente Madrid, iluminado el corazón de la ciudad con los colores de la bandera cubana en solidaridad con los manifestantes esta semana.

Iluminamos Cibeles con los colores de la bandera de #Cuba 🇺 en apoyo al pueblo cubano y por una Cuba democrática y libre de dictadura pic.twitter.com/Uq7BBtGDZO

– Ayuntamiento de Madrid (@MADRID) 14 de julio de 2021

Sin embargo, el PP, bajo el entonces presidente Mariano Rajoy, no realizó cambios significativos en la política de España hacia Cuba mientras estuvo en el poder durante gran parte de la última década.

Vox, un partido conservador populista relativamente nuevo en el país, hizo más definitivo comentarios contra el régimen esta semana, pidiendo al mundo que «neutralice» la dictadura de Castro – y llamándola así – en respuesta a las protestas.

“Debemos poner fin a décadas de opresión, que los castristas abandonen Cuba. Tenemos un muro, como el de Berlín, que no les ha dejado prosperar ”, dijo esta semana la portavoz de Vox Madrid, Rocío Monasterio. “Estamos con ustedes, con el pueblo cubano, y nos da vergüenza el gobierno de Sánchez que no ha sido capaz de salir y decir nada ni de apoyar a un pueblo que está siendo oprimido, ese es el socialismo de Sánchez”.

Vox es instando España para hacer una “denuncia pública y contundente de la represión de manifestaciones pacíficas, la limitación de la libertad de expresión y la violación de los derechos humanos en Cuba”.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.



Leer en Breibart

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*