Exteriores despacha con un tuit de hace tres días la liberación de la periodista de ABC

El régimen dictatorial de Cuba, en su afán por sofocar y tapar las protestas que se llevan produciendo desde hace unos días, detuvo a la corresponsal de ABC en el país caribeño, Camila Acosta, para evitar que informara sobre las movilizaciones. Desde entonces, el Gobierno de Pedro Sánchez se ha limitado a poner un tuit que junta polvo desde hace tres días en las redes sociales. Ni una declaración o comunicado institucional para no molestar a la dictadura cubana que el Gobierno se niega a llamar «dictadura».

El encargado de escribir este mensaje fue José Manuel Albares, el recién nombrado ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en sustitución de Arancha González Laya tras la remodelación del Ejecutivo ideada por Sánchez. «España defiende el derecho a manifestarse libre y pacíficamente y pide a las autoridades cubanas que lo respeten. Defendemos los derechos humanos sin condiciones. Requerimos la liberación inmediata de Camila Acosta», escribió Albares horas después de conocerse la detención en Cuba de Camila Acosta.

España defiende el derecho a manifestarse libre y pacíficamente y pide a las autoridades cubanas que lo respeten. Defendemos los derechos humanos sin condiciones. Requerimos la liberación inmediata de @CamilaAcostaCu.

— José Manuel Albares (@jmalbares) July 13, 2021

El Gobierno de Pedro Sánchez no se ha vuelto a pronunciar al respecto y no ha vuelto a pedir su liberación, ni en público ni a través de las redes sociales. El régimen comunista de Miguel Díaz-Canel informó de que fue detenida por «delitos contra la seguridad del Estado». Horas después, modificaron los cargos: «Desacato y desorden público». La última noticia sobre ella es que se encuentra bajo arresto en la prisión de 100 y Aldabó, lugar donde la dictadura suele llevar a los disidentes políticos para ser incomunicados.

Camila Acosta es de nacionalidad cubana y llevaba unos seis meses trabajando como corresponsal de ABC. Varias asociaciones de prensa han exigido la liberación de Acosta, como la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), la Asociación de Medios de Información (AMI) y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

«Cuba no es una democracia»

La actitud del Ejecutivo de Sánchez sobre las revueltas en Cuba contra el régimen dictatorial ha sido la de evitar utilizar el término «dictadura». El propio Sánchez evitó esta palabra en su última entrevista. «Es evidente que Cuba no es una democracia, no lo es», afirmó el dirigente socialista el pasado martes en una entrevista de Telecinco a pesar de la represión del Gobierno castrista, con decenas de muertos y cientos de detenidos. No quiso decir la palabra «dictadura» para evitar enfurecer a Podemos, sus socios en el Gobierno de coalición.

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, también se negó a llamar «dictadura» a Cuba. «Yo creo que de verdad no es productivo dedicarse a intentar calificar o poner una etiqueta a las cosas, no sólo en este tema. En general, me parece que no aporta valor añadido el estar discutiendo las etiquetas», aseguró en una entrevista en la Cadena SER.

«Creo que debemos centrarnos en la sustancia, que es en este momento apoyar al pueblo cubano, acompañarlo y, por supuesto, defender siempre la libertad de expresión, de manifestación democrática en libertad y rechazar todas las formas de represión en este contexto», apostilló Calviño.


Leer en OK Diario

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*