La policía deja a fotógrafo de AP ensangrentado después de una golpiza pública

Las fuerzas de seguridad del Partido Comunista en Cuba agredieron brutalmente a un fotógrafo de Associated Press y a varios otros periodistas internacionales que intentaban cubrir las protestas contra el régimen el domingo, dejándolos visiblemente heridos.

A partir del domingo por la mañana, miles de cubanos de forma espontánea reunido en al menos 20 ciudades de la isla para protestar contra el régimen comunista, ondeando banderas estadounidenses y cantando «libertad».

La Habana ha respondido con métodos brutales para reprimir a los manifestantes, utilizando la fuerza policial y evidentemente, rondas en vivo, cuya descarga han filmado los manifestantes. El presidente cubano Miguel Díaz-Canel, la figura pública de Raúl Castro, pidió un “combate” callejero contra los agitadores en un belicoso discurso dominical.
“Estamos dispuestos a dar nuestras vidas. Tendrán que pasar por alto nuestros cadáveres si quieren enfrentar la Revolución ”, dijo. “Se emite la orden de combate, revolucionarios a las calles”.

Según se informa, comenzando en San Antonio de los Baños, una ciudad en el oeste de la isla, las transmisiones en vivo de Facebook de manifestantes gritando «¡Abajo el comunismo!» y «¡que se joda Díaz-Canel!» provocó estallidos de expresiones contrarias al régimen en todo el país.

La represión violenta de los manifestantes por parte del régimen se ha extendido a los periodistas que documentan sus actividades. El reportero de Associated Press (AP) Ramón Espinosa apareció en fotografías gráficas de la Agence France-Presse (AFP) en las que las autoridades cubanas intentan frenar a Espinosa. Estaba fotografiando las protestas de La Habana.

El fotógrafo de AP, el español Ramón Espinosa, es atacado por la policía mientras cubría una manifestación contra el comunismo en La Habana, el 11 de julio de 2021 (ADALBERTO ROQUE / AFP vía Getty Images).

Las fotos posteriores mostraban a Espinosa, visiblemente herido, con sangre cubriendo su rostro desde los ojos hasta la barbilla. Las líneas oscuras subrayaron su ojo izquierdo y la sangre goteó de sus fosas nasales, lo que indica que sufrió múltiples golpes en la cabeza entre las fotos.

El fotógrafo de AP, el español Ramón Espinosa, aparece con heridas en la cara mientras cubría una manifestación contra el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021. - Miles de cubanos participaron en raras protestas el domingo contra el gobierno comunista, marchando a través de un pueblo coreando "Abajo la dictadura" y "Queremos la libertad".  (Foto de Adalberto ROQUE / AFP) (Foto de ADALBERTO ROQUE / AFP a través de Getty Images)

Se ve al fotógrafo de AP, el español Ramón Espinosa, con heridas en la cara mientras cubría una manifestación contra el comunismo en La Habana, el 11 de julio de 2021 (ADALBERTO ROQUE / AFP a través de Getty Images).

Ante una considerable violencia policial, los propios manifestantes han comenzado a hablar de levantamiento armado. Tras los disparos de la policía en El Cerro, La Habana, el lunes por la mañana, un joven cubano anónimo dijo ADN Cuba que los manifestantes desarmados están indefensos contra las fuerzas comunistas – “Sin armas somos un pastel para las moscas” – “sin armas, somos un pastel de moscas”.

“Necesitamos armas, algo, no lo sé”, continuó. No obstante, se mostró decidido y dijo: «¡Vamos a dar todo lo que tenemos!»

Periodistas y testigos presenciales en Camagüey, en el centro rural de Cuba, vieron manifestantes luchar contra los disparos de la policía arrojando piedras y volcando coches de policía.

Leer en Breibart

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*