La vicepresidenta Teresa Ribera dice que llamar «dictadura» a Cuba es «un mensaje un tanto complicado»

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha evitado llamar «dictadura» al régimen comunista de Cuba porque es «un mensaje un tanto complicado». Se trata de otro miembro del Ejecutivo que se niega a referirse en esos términos al país caribeño, después de que Pedro Sánchez optara por afirmar que «Cuba no es una democracia».

«Lo más importante es trabajar porque las cosas salgan bien en Cuba y no tanto caer en ese tipo de mensajes un tanto complicados desde el punto de vista de la búsqueda de soluciones y pensar en el buen estado de salud, económico y libertades de los ciudadanos de cualquier país», ha asegurado Ribera este miércoles en declaraciones a los medios antes de participar en el curso de verano Construyendo la España post-Covid’ de la Universidad Complutense.

«Yo lo que creo que es muy importante es prestar atención a los ciudadanos que lo están pasando mal», ha dicho la vicepresidenta tercera sobre la situación en Cuba.

Miles de cubanos están saliendo a las calles del país en los últimos días para pedir el fin del régimen comunista al grito de «¡Libertad, libertad!». Esto ha provocado la represión castrista: ya hay una lista de más de un centenar desaparecidos por toda Cuba, la ola de detenidos sigue creciendo y las comunicaciones de la isla con el exterior han sido bloqueadas. A esto hay que sumar también varios fallecidos que se han registro hasta el momento.

A pesar de esto, el Gobierno de Pedro Sánchez está evitando referirse a Cuba como una «dictadura». El propio Sánchez en su última entrevista evitó usar este término para no enfurecer a Podemos, sus socios en el Gobierno de coalición. «Es evidente que Cuba no es una democracia, no lo es», afirmó el presidente de Gobierno en una entrevista en Telecinco.

«No hay que poner etiquetas»

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Nadia Calviño, también ha evitado este miércoles por la mañana utilizar esta palabra para condenar el régimen comunista de Cuba. «Yo creo que de verdad no es productivo dedicarse a intentar calificar o poner una etiqueta a las cosas, no sólo en este tema. En general, me parece que no aporta valor añadido el estar discutiendo las etiquetas», ha asegurado en una entrevista a la Cadena SER.

«Creo que debemos centrarnos en la sustancia, que es en este momento apoyar al pueblo cubano, acompañarlo y, por supuesto, defender siempre la libertad de expresión, de manifestación democrática en libertad y rechazar todas las formas de represión en este contexto», ha apostillado Calviño.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha respondido a estas declaraciones de Nadia Calviño. «Repita conmigo, señora Calviño: Cuba es una dictadura. Ser o no ser una dictadura no es una etiqueta. Y el valor añadido a la vida de los cubanos, pregúnteselo a ellos a ver qué opinan. Negarse a calificar de dictadura a un régimen asesino de 60 años no es moderación. #SOSCuba», ha escrito Gamarra en un mensaje en las redes sociales.

Repita conmigo, señora Calviño: Cuba es una dictadura.

Ser o no ser una dictadura no es una etiqueta. Y el valor añadido a la vida de los cubanos, pregúnteselo a ellos a ver que opinan.

Negarse a calificar de dictadura a un régimen asesino de 60 años no es moderación.#SOSCuba https://t.co/k2HgNmfzf5

— Cuca Gamarra (@cucagamarra) July 14, 2021


Leer en OK Diario

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*