Madres de detenidos durante las protestas en Cuba esperan en 100 y Aldabó para saber de sus hijos

Madres cubanas se reunieron en las afueras de la prisión de 100 y Aldabó, en La Habana, con el fin de conocer la situación en la que se encuentran sus hijos, detenidos por participar en las protestas pacíficas del 11J en contra del Gobierno.

«En la calle muchas madres, solo permiten pasar de dos en dos, estamos al límite. Libertad», escribió en Facebook la usuaria Bertica Baruh.

Captura de pantalla de Facebook

El mensaje recibió decenas de comentarios, todos ofreciendo apoyo moral y con el deseo de que los hijos de esas madres se encuentren en buen estado.

«Qué dolor tan grande sentimos por ustedes. Estamos orando y pidiendo libertad todo el tiempo para sus hijos. Que Dios los proteja y que les de la fuerza necesaria a ustedes. Valientes ellos y valientes ustedes. Fuerza», dijo una de las personas que comentó el post.

Otro escribió: «Vivan las madres cubanas reclamando por sus hijos. Viva Cuba Libre. Patria y Vida».

CiberCuba intentó contactar con la madre que publicó el mensaje en Facebook para conocer la situación de su hijo, pero al momento de redactar esta nota no había respondido nuestros mensajes.

A pesar de las diferentes denuncias que salen desde la isla, las autoridades cubanas aseguraron que se respetan todos los derechos de los detenidos y que la situación epidemiológica del coronavirus impide que muchos puedan recibir visitas.

La mayoría de los detenidos tienen entre 25 y 35 años de edad y podrán ser procesados por el delito de desorden público.

“Instigadores pueden ser, como se vio en el caso de la Güinera, personas en moto gritando ‘¡Arriba!’ o ‘¡Patria y Vida!’. Eso es instigar al desorden”, dijo Moraima Bravet Garófalo, jefa de la dirección general de la investigación criminal del MININT.

Se desconoce la cifra oficial de detenidos o desaparecidos, y aunque algunos fueron liberados con multas o bajo reclusión domiciliaria, otros tantos permanecen tras las rejas a la espera de que termine la investigación mientras son torturados psíquica y físicamente.

Ya en La Habana se concentró, poco después de las manifestaciones del 11J, un importante grupo de mujeres para pedir respuestas y ver a sus hijos, según reportó la agencia española EFE.

El estudiante de Física en la Universidad de La Habana, Leonardo Romero Negrín, narró las brutales represiones que sufren los detenidos dentro de las unidades policiales y sobre todo los golpes que propinan los uniformados, así como insultos con el fin de amedrentar a los reclusos.

Estos tratos violan las normas internacionales de Naciones Unidas (Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos), en las que se establece una serie de medidas que deben cumplirse en los reclusorios, de forma imparcial y sin discriminación.

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos en Españaen Estados Unidosen Méxicoen Canadá leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Leer en Cibercuba

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*