Miles de personas en todo el país toman calles contra el comunismo

Miles de cubanos en al menos 16 ciudades tomaron las calles pacíficamente el domingo para exigir el fin del régimen comunista de 62 años, coreando “libertad”, portando banderas estadounidenses y en muchos casos enfrentando una extrema represión policial.

Los videos de toda la isla muestran a agentes de seguridad del estado vestidos de civil y uniformados atacando a manifestantes pacíficos. En La Habana, los transeúntes grabaron el sonido de fuertes disparos y palizas públicas a los disidentes. Miguel Díaz-Canel, el “presidente” designado por Raúl Castro para ser el rostro del aún gobernante Partido Comunista de Castro, llamó a un “combate” callejero contra cualquiera que exija el fin del régimen en un discurso el domingo.

Las protestas parecieron empezar en la localidad de San Antonio de los Baños, occidente de Cuba, el domingo por la mañana. Los medios locales independientes documentaron cánticos de «¡Abajo el comunismo!», «Ellos [the regime] debe irse ”y“ ¡que se joda Díaz-Canel! ”, entre otras declaraciones antigubernamentales. Los lugareños transmitieron en vivo la protesta en Facebook, desencadenante un torrente en las calles de al menos 16 ciudades importantes, incluidas La Habana y Santiago de Cuba, en extremos opuestos de la isla.

La naturaleza geográficamente extendida de las protestas y el secretismo del Partido Comunista en la isla ha hecho prácticamente imposible estimar con exactitud cuántos cubanos tomaron las calles el domingo. La policía no ha publicado ningún total de arrestos ni estadísticas de lesiones, pero algunos medios locales estiman que cientos fueron arrestados, llevados a comisarías pero no acusados ​​formalmente ni aparecer en ningún documento policial. Entre los detenidos había varios periodistas cubanos que no participaban pero informaban sobre las protestas, según el servicio de noticias disidente. Cubanet. También arrestado el domingo, aunque liberado rápidamente, fue Yomil Hidalgo, uno de los artistas de música dance más populares de Cuba.

La bandera estadounidense, popularizada como símbolo de protesta en Cuba por disidentes Daniel Llorente, hizo múltiples apariciones entre los cubanos el domingo. Un video autenticado por la emisora ​​de Miami AméricaTeve mostró a un grupo de cubanos portando una bandera estadounidense por las calles de La Habana el domingo mientras gritaban «¡libertad!» Los videos tomados por cubanos en las redes sociales y distribuidos a través de otras organizaciones de noticias latinoamericanas también muestran la presencia de la bandera estadounidense.

En Mayabeque, un suburbio de La Habana, una multitud de cientos se congregó frente a una imagen de la Virgen María para orar por el fin del régimen comunista. Se puede ver al menos a un participante vistiendo una camiseta con la bandera estadounidense mientras reza.

La Cuba anterior a Castro era una nación mayoritariamente católica. Bajo el comunismo, el régimen ha prohibido la mayoría de las prácticas religiosas que no puede controlar y persigue regularmente a los cristianos que desafían su autoridad. Fidel Castro envió cristianos no católicos, principalmente testigos de Jehová y adventistas del séptimo día, a campos de trabajo junto con personas sospechosas de LGBT, escritores y críticos, y otros «indeseables» en la década de 1960.

Los informes sobre la golpiza y el arresto de al menos un sacerdote católico, el padre Castor José Álvarez Devesa, surgieron el domingo. Álvarez supuestamente desaparecido en Camagüey, uno de los centros de protesta más activos, y resurgió bajo la custodia de la policía secreta del Partido Comunista.

Camagüey, en el corazón rural central de la isla, experimentó el domingo una de las represiones comunistas más violentas. Los periodistas y ciudadanos locales grabaron a la policía golpeando públicamente a los manifestantes. Los ciudadanos contraatacaron con piedras – la posesión legal de armas en la Cuba comunista no existe – en al menos una ocasión empujó con éxito un coche de policía para proteger a los disidentes en un vecindario. Los ciudadanos parecen comenzar a arrojar piedras después de que la policía abran fuego sobre civiles pacíficos desarmados, golpeando al menos a un hombre.

El domingo también apareció un video extremadamente dramático de ciudadanos cubanos volcando un automóvil de la policía y parados en él en señal de triunfo. Las fuentes difieren sobre dónde fue tomada, pero parece estar en La Habana o Cárdenas, una ciudad a unas 100 millas al este de la capital.

Otros informes indicado Fuertes disparos de la policía contra manifestantes pacíficos en La Habana. Como La Habana es uno de los centros urbanos más densamente poblados de Cuba, abrir fuego contra una multitud apretada probablemente resultaría en lesiones importantes, pero las autoridades cubanas no han emitido ningún informe sobre los daños causados ​​por la policía al momento de la publicación.

El tiroteo fue un aparente intento de mantener a los manifestantes fuera de la Plaza de la Revolución, el Diario de Cuba con sede en España. informó. La Plaza es la joya de la corona de la arquitectura comunista en La Habana, con retratos de metal al estilo soviético de Fidel Castro, Ernesto “Che” Guevara y otros asesinos en masa. Diario de Cuba, citando a un reportero en el terreno, declaró que la policía rodeó la Plaza y desplegó una turba comunista para agitar fotos de Fidel Castro. La policía que llevaba bates de béisbol ofreció protección a la mafia patrocinada por el estado. Fotos de la mafia pro-Castro en la Habana apareció En Granma, el diario oficial del Partido Comunista, aparecen a última hora del domingo para confirmar esos informes.

Díaz-Canel apareció en televisión el domingo para llamar a todos los comunistas a atacar violentamente a los manifestantes, instando efectivamente a la guerra civil.

“Estamos dispuestos a dar nuestras vidas. Tendrán que pasar por alto nuestros cadáveres si quieren enfrentar la Revolución ”, advirtió Díaz-Canel. «Estamos dispuestos a hacer cualquier cosa».

“Estamos convocando a todos los comunistas revolucionarios a salir a las calles donde están ocurriendo estas provocaciones y enfrentarlas con firmeza”, ordenó. “Se emite la orden de combate, revolucionarios a las calles”.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.



Leer en Breibart

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*