Otero Alcántara sería conducido a prisión bajo cargos de atentado, desacato y resistencia

El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, detenido el pasado domingo 11 de julio, cuando salió de su casa a unirse a las protestas que sacudieron a todo el país, fue trasladado al centro de detención El Vivac, de donde sería conducido a la prisión de máxima seguridad de Guanajay, informó este sábado a Radio Televisión Martí la profesora de arte Anamely Ramos.

«Luis Manuel estaba en Villamarista desde que se lo llevaron el 11. Lo supimos porque dos días después la propia Seguridad del Estado avisó a su familia. Ayer (viernes) el abogado de su caso fue a interesarse y le dijeron que lo trasladaban al Vivac, y que después lo llevarían a la prisión de máxima seguridad de Guanajay», dijo Ramos.

El artista está siendo acusado de los mismos delitos que se le imputan al rapero contestatario Maykel Castillo «El Osorbo»: atentado, desacato y resistencia, añadió Ramos, según dijo el abogado. 

Erika Guevara-Rosas, de Amnistía Internacional, se pronunció en su cuenta de Twitter en contra del traslado y los cargos contra Otero Alcántara.

El viernes, Ramos dijo en una publicación en su perfil de Facebook que «Luis estaba listo para esto y para lo que sea que venga… El 11 de julio, el sintió la emoción de la libertad, de un pueblo unido en la calle, digno, y por eso salió».

«Aunque nos metan presos a todos no vamos a replegarnos. De la libertad no se regresa!!!!», señaló.

En noviembre de 2020, Otero Alcántara participó en una huelga de hambre como parte del Movimiento San Isidro, que lidera. Junto a otros manifestantes, fueron detenidos dos veces por la policía durante la protesta.

El 3 de diciembre de 2020 salió de la cárcel, pero volvió a ser arrestado el mismo día cuando se unió a otra protesta. Fue puesto en libertad bajo arresto domiciliario.

En abril de 2021, inició otra huelga de hambre y sed, lo que atrajo una atención generalizada y una cobertura mediática mundial. Agentes de seguridad del Estado vestidos de civil irrumpieron en su vivienda, que sirve de sede al Movimiento San Isidro, y lo detuvieron.

Otero Alcántara fue llevado al hospital Calixto García, de La Habana, obligado a deponer la huelga de hambre y confinado en el centro médico contra su voluntad durante un mes.
Leer en Martinoticias

Sea el primero en comentar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*